Ensanche XIX ante el Proyecto de Zona de Bajas Emisiones del Ayuntamiento

NO HEMOS PEDIDO AL OLENTZERO ESTA ZONA DE BAJAS EMISIONES

En la asociación Ensanche XIX estamos sorprendidos de cómo se está materializando la implantación progresiva de la una Zona de Bajas Emisiones, ZBE, en nuestra ciudad. La legislación vigente lo exige para ciudades de más de 50.000 habitantes, pero el orden de las decisiones no deja de ser llamativo.

Primero se compran 22 cámaras de lectura de matrículas (se sabe ya dónde van), una aplicación app para la relación con la ciudadanía y a continuación, se hace un plan que concrete los contenidos de la futura ordenanza ¿No sería mejor haberlo hecho al revés? El plan conviene siempre hacerlo al inicio.

Y ¿a quién le toca la lotería de la ZBE? A los habituales. A los del centro ¿Y eso por qué? Ni se sabe. Probablemente, porque hasta ahora lo han aguantado todo.

Hay solo dos estaciones de medida de calidad del aire en la ciudad ¿Cómo sabemos cuáles son las zonas de la ciudad con mayores emisiones por circulación en automóvil? Los modelos con los que se trabajaba en el mal acabado Plan de Movilidad Sostenible, señalaban otras zonas periféricas de la ciudad como las de mayor tráfico y por tanto, de emisiones. Luego ¿por qué limitamos una vez más la accesibilidad al centro?

Una restricción más, que se acumula a las que ya viene soportando desde hace tiempo (peatonalizaciones, OTA…). Y ese efecto de acumulación, aunque ni el Ayuntamiento ni sus técnicos se den cuenta, tiene sus consecuencias. En el Ensanche se ve cómo algunas franquicias que cierran en el centro, se trasladan o se quedan en el Boulevard ¿Por qué? Todos podemos responder, pero los centros comerciales de periferia no sufren ninguna restricción al tráfico y a su vez, son uno de los mayores generadores de demanda de movilidad en la ciudad ¿Por qué no la ZBE para ellos? ¿Quién de Amurrio o del Valle del Deba viene de compras al centro de Vitoria Gasteiz? ¿Quién de Kanpezu al cine en Los Florida? ¿Quién de los nuevos barrios periféricos de esta ciudad “donut” se acerca al Ensanche?

En la asociación Ensanche XIX no estamos contra el fondo del asunto: la disminución de emisiones. Criticamos la forma torpe de discriminar la ciudad, sin abordar los problemas mayores, sin conciencia alguna de los impactos indeseados, sin medidas para su compensación… Se aguanta todo en el centro.

Y es que esto de la ciudad “smart” o inteligente, es una maravilla. Las nuevas cámaras, que solo leen matrículas, pillan a una “no autorizada” y automáticamente le giran la “receta” (se habla de una multa de 200 €…) y a partir de ahí, caso de hubiese algo que alegar o reclamar, se pone uno a ello ¿Pero con quién habla? Y esta cuestión, abre a otras de mayor importancia ¿Se ha diseñado un procedimiento para la mejora continua de la Ordenanza de la ZBE? ¿Con quién se negocian esas mejoras y correcciones? ¿Quién mide los impactos indeseados? ¿Cómo se coordinan los diferentes servicios de transporte público como el Tranvía (ETS), el BEI y los autobuses (Tuvisa), la bicicleta (CEA), los patinetes (ni se sabe), la carga y descarga de mercancías, el tráfico…? ¿Quien lidera todo esto, de una forma estable y más allá de la legislatura? ¿Se ha pensado en una Mesa de Seguimiento? ¿Quién organiza?…

O como preguntaba aquel pasajero aterrado ¿hay algún piloto a los mandos?

La Junta Directiva de Ensanche XIX

¡Compártelo!