EL CENTRO

Ya que el centro de Vitoria es el lugar de referencia para muchos ciudadanos y visitantes, conviene darle algo de cariño; y no digo convertirlo en un escaparate sino lograr un entorno limpio y funcional

Un ciudadano observa la Virgen Blanca llena de papeles./Igor Aizpuru
Un ciudadano observa la Virgen Blanca llena de papeles. / IGOR AIZPURU
Ramón Loza Lengaran
RAMÓN LOZA LENGARAN
0

Cualquiera es capaz de reconocer el perfil urbano de Vitoria-Gasteiz. Tiene un centro muy histórico, la Victoria primitiva, y otro menos, los Ensanches del XVIII y XIX. Tiene unos barrios adheridos a estos centros y otros que no tienen nada que ver con ellos. El uso que los ciudadanos hacen de cada uno de estos sectores es variado.

Los barrios nuevos tienen la función, básicamente, de servir de dormitorio a sus habitantes. Están muy bien dotados de servicios públicos: centros escolares, sanitarios, comerciales, más jardines, columpios, etc. pero en ellos, hay una excepción con Lakuabizkarra, durante el día hay muy poca vida. Apenas si hay comercio minorista, la hostelería está espaciada y faltan una gran cantidad de servicios privados complementarios de los que hacen ciudad.

Los barrios adheridos, pongo el ejemplo de Coronación o Desamparados, aunque también podría matizar con Adurza y otros menoresson otra cosa. A punto de ser históricos también, porque el tiempo pasa para todo y para todos, se caracterizan por su gran vitalidad humanaSus calles están ocupadas todo el día porque sus lonjas lo están también. Hay en ellas tiendas y negocios de todo tipo, por lo que sus habitantes no tienen que desplazarse, si no lo desean, a otras zonas de la ciudad para vivir plenamente en ellos. La gente del barrio se conoce, se cruza, interactúa con la oferta de pequeños servicios que se le ofrecen…

Los centros históricos deben ser matizados a su vez. La antigua Victoria, después de haber sido el mejor ejemplo de lo que debe ser una ciudad, dejó de serlo para casi desahabitarse/degradarse. En la actualidad vive momentos de incertidumbre. Algunas calles se han recuperado como ciudad vital, otras no.

Una joya

Lo mismo que ocurre en muchas otras ciudades similares en las que los ensanches son, por así decirlo, la joya de la corona. El centro-centro. Todo el mundo habla así cuando dice que va al, o vive en el… Durante años Vitoria fue, sobre todo, los ensanches, dejando incluso a un lado la decadencia de la ciudad original. Todo ocurría en el centro, los mejores negocios, los de mayor abolengo y tradición estaban en él. Todo el que podía vivía ahí. En el centro estaban los teatros/cines, restaurantes/cafeterías, bailes, salones, sociedades culturales, recreativas, los negocios, las tiendas…

Como todo centro, el centro soportaba el serlo. Quiero decir, para su habitantes no siempre resultaba cómodo, pues todo lo que ocurría en la ciudad ocurría allí. El centro estaba permanentemente ocupado por sus moradores más todo el que, por la razón que fuera, iba, aunque fuera a pasear por la calle Dato.

Esto más o menos no ha cambiado. Hubo un periodo en que, en parte por estas razones, también porque las casas se habían quedado obsoletas, el centro se desertizó mucho. Primero fue la sangría de habitantes y después, poco a poco, la de los negocios. Pero, a pesar de ello, el centro no dejó de serlo nunca y, ahora, cada día se advierte un claro proceso de recuperación en él.

Revitalizado

No digo que viva más o menos gente ni que haya más o menos negocios, digo que su uso externo se ha recuperado. Con las peatonalizaciones y la mejora de algunos de sus elementos básicos, la plaza de la Virgen Blanca, por ejemplo, el centro vuelve a ser el centro de reunión, pasajera eso sí, en flujos de todo tipo de vitorianos y los cada vez más abundantes ciudadanos de visita, empeñados en recorrerlo en busca de conocer el corazón de la ciudad.

Todos los habitantes de Vitoria tienen los mismos derechos y por tanto, los lugares donde viven deben tener el mismo nivel de dotación y cuidado, pero si aceptamos que la gran mayoría de ellos acaba usando el centro habrá que convenir que esta zona debe ser considerada como cualquier otro barrio, más un punto, o dos, o tres de añadido.

Y no estoy hablando de que nos debamos dejar la ‘tela’ en convertirlo en un escaparate, hablo de que debe de ser mantenido con especial cuidado. Todo en él, todo lo que le afecta debe ser mimado para que su aspecto sea el mejor. Empezando por el suelo y terminando por su iluminación. Empezando por la recogida de basuras y terminando por que si una señal de circulación resulta dañada que no esté ni un día así. Cosas así.

Lo que no puede ser es que, siendo el lugar que utilizan todos los ciudadanos/as de Vitoria más los de fuera dé la impresión de que, en determinados aspectos, esté peor presentado que cualquier otro de ella.

Detalles de abandono

Insisto. No estoy pidiendo teatralizarlo a lo Potenkim, digo algo muy sencillo. Por mi experiencia, que es la de muchos, sabemos que el aspecto y funcionalidad de un lugar de uso público tienen más que ver con su mantenimiento que con sus características. Hasta el edificio más sencillo, limpio y mantenido, resulta más agradable que otro de lujo al que cuando le falla algo o algo se ensucia, ahí se queda. Nadie tira papeles en un espacio limpio. Si en un lugar tienen algo roto es mucho más fácil que alguien lo rompa más. El orden, la limpieza, la corrección inmediata de los desperfectos evita otros nuevos.

El centro de Vitoria está bien, no lo niego, pero hay detalles de abandono, de dejadez que, yo no sé a quién habrá que atribuírselos, no creo que tanto a la clase política, pero que llaman poderosamente la atención en negativo. A mí, supongo, y a todo el que, de dentro o de fuera, tenga un poco de ojo, no digo ni siquiera crítico, observador nada más.

Presentada una Instancia ante el Ayuntamiento, para intentar reconducir la idea de mural para la C/ José Erbina

El 27.07.18. la Asociación Ensanche XIX, junto con las cinco Comunidades de Copropietarios de la C/ José Erbina, han presentado una instancia ante el Ayuntamiento, para intentar reconducir la iniciativa de mural previsto en el edificio donde se ubica actualmente el servicio de Infancia y Familia, hacia una estrategia más paciente y compleja, basada en la limpieza, el mantenimiento y la seguridad.

 

Noticia en El Correo sobre la Estación y soterramiento del TAV

 

Los gobiernos vasco y central acuerdan dar «máxima prioridad» al soterramiento en Vitoria

La propuesta del Gobierno vasco para el soterramiento del tren en Vitoria. /Gonzalo de las Heras
La propuesta del Gobierno vasco para el soterramiento del tren en Vitoria. / GONZALO DE LAS HERAS

Lakua presenta al ministro el plan para el corredor ferroviario y confía en que Fomento ejecute las propuestas para que el TAV llegue a Vitoria en 2023

Juan Carlos Berdonces
JUAN CARLOS BERDONCES
0

Del primer encuentro entre la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, y el nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, salió ayer el compromiso de conceder «máxima prioridad» al proyecto de la llegada soterrada del Tren de Alta Velocidad a Vitoria y la nueva estación de ferrocarril de Dato. Con el firme propósito de que en el año 2023 la ‘Y’ vasca «pueda entrar ya en servicio», reconoció la consejera, ambos responsables políticos han dado instrucciones a sus equipos técnicos para abordar con celeridad la integración del TAV en la capital alavesa, de mayor complejidad que en Bilbao y Donostia.

Y ya hay plazos sobre la mesa: el estudio informativo se formularía en otoño para se pudiera aprobar, junto con la declaración de impacto ambiental, a lo largo de 2019. A partir de entonces habría luz verde para licitar el proyecto constructivo. También se fijó otoño como momento para resolver alegaciones y finalizar el estudio informativo de la conexión Burgos-Vitoria y del corredor entre la ‘Y’ y Pamplona, que puede partir de la capital alavesa o de Ezkio-Itsaso, en el Goierri gipuzcoano.

La clave

Plazos
El objetivo es realizar el estudio informativo en otoño y aprobarlo en 2019 junto a la declaración de impacto ambiental

La reunión «ha sido positiva», declaró Tapia, que espera que el «talante receptivo del ministro se refleje en la materialización de las propuestas» presentadas por el Ejecutivo de Lakua. En la cita, prevista inicialmente para el 12 de junio pero que con el cambio de Gobierno en Moncloa se ha demorado cinco semanas, la consejera presentó al titular de Fomento el proyecto actualizado del corredor soterrado y de la estación, que en su fase inicial desveló EL CORREO. El Tren de Alta Velocidad discurrirá por el subsuelo de Vitoria a lo largo de 3,6 kilómetros entre el Bulevar de Salburua y la calle Pedro Asúa, en el barrio de San Martín, 700 metros más de lo previsto inicialmente. Ese corredor en superficie que quedará libre cuando el ferrocarril esté soterrado abrirá la puerta a esa transformación «histórica» en la ciudad, que ahora corresponde al Ayuntamiento programar. En la reunión, Tapia presentó a Ábalos los trabajos estrictamente ferroviarios, como las características de la nueva terminal y los viales de tráfico que se han previsto para darle servicio tanto en superficie como bajo tierra.

Durante la reunión entre la consejera Tapia y el ministro Ábalos también se abordó la recuperación de la actividad en Foronda durante las 24 horas del día, que podría llegar antes de fin de año, tal y como aseguró el miércoles el delegado del Gobierno, Jesús Loza, que recogió el compromiso adquirido en el pasado por el PP dentro del pacto presupuestario con los nacionalistas vascos. Las obras de mejora en la terminal actual y la posibilidad de implantar una zona franca -espacio exclusivo de los puertos, sería el primero en un aeródromo en España y permitiría disfrutar de beneficios aduaneros a las mercancías ajenas a la UE- también se pusieron sobre la mesa. No deberían demorarse, porque hay una dotación económica con cargo a los Presupuestos de 2018 de 3,5 millones de euros para atender ambas actuaciones.

Plataforma en Júndiz

Además, los gobiernos vasco y central avanzaron en la definición de un convenio para desarrollar los estudios, proyectos y obras para que Júndiz acoja el proyecto de autopista ferroviaria para llevar mercancías a Europa a través de las vías del tren; se considera a la terminal intermodal un lugar estratégico para que los camiones se carguen en los convoyes para cruzar los Pirineos y enganchen con el itinerario Burdeos-París-Lille.

El encuentro de ayer supone «un impulso» para la nueva red ferroviaria vasca y los accesos a las capitales, recordó Arantxa Tapia, «que requieren de una apuesta decidida que se debe reflejar tanto en compromisos políticos como presupuestarios. Estamos en un emplazamiento geográfico preferente, la conexión principal con el norte de Europa».

El vial subterráneo, sin conexión con la terminal

La consejera Tapia presentó al ministro Ábalos los planos actualizados con las últimas modificaciones al proyecto para la llegada soterrada del Tren de Alta Velocidad (TAV) a Vitoria. Entre esas novedades destaca que el vial subterráneo este-oeste con cuatro carriles de tráfico -dos de ida y dos de vuelta- y que discurrirá por debajo las actuales vías del tren a unos 8 metros de profundidad entre la plaza de toros y La Senda no tendrá conexión directa con la estación de tren de la calle Dato.

El proyecto actualizado por el Gobierno vasco contempla la eliminación de uno de los tres sótanos previstos, con lo que se concentrarán en dos plantas de subsuelo el vestíbulo principal con la zona de control de accesos, las máquinas de autoventa de billetes así como locales para operadores y negocios de comercio y hostelería; las zonas de embarque; un gran parking con 578 plazas; y, por supuesto, los andenes -tres para la alta velocidad, uno para mercancías y otro para convoy convencional de cercanías- a donde llegarán los trenes.

El acceso a la terminal se hará en superficie, tanto en vehículo particular como en autobús o en taxi -igualmente a pie o en bicicleta-, lo que también supone una novedad. En este sentido, tanto la parada del urbano como el lugar de estacionamiento para taxis y empleados se ubicarán al nivel de la vía pública, no en la planta -1 como en un principio se había llegado a plantear.

Un luminoso edificio de forma cuadrada y piel de cristal unido al actual inmueble de la estación -inaugurado en 1935 y protegido por la normativa urbanística- llamará la atención al viajero. No será el único elemento nuevo en la zona. El corredor en superficie también deja espacio para construir un lucernario que permita el paso de la luz hasta los andenes.

 

Bajada de la entrada de cine

Los cines Florida bajarán 50 céntimos el precio de las entradas en las sesiones ‘estrella’ desde el viernes

Los cines Florida aplicarán una única rebaja, solo para los estrenos del fin de semana, de 50 céntimos. /EL CORREO
Los cines Florida aplicarán una única rebaja, solo para los estrenos del fin de semana, de 50 céntimos. / EL CORREO

Es la única reducción que aplicará la cadena, que gestiona también las salas del Gorbeia, tras la bajada del IVA del cine del 21 al 10%

RAMÓN ALBERTUS
0

La bajada del IVA en el cine se ha recibido con los brazos abiertos por los gestores de las salas. Sobre todo porque comparten que aquella subida del 8 al 21% en las entradas impuso una situación de anormalidad en comparación al resto de Europa. Con la bajada del impuesto al 10% que entra en vigor este jueves, la situación se equipara a la de los países vecinos y además facilita que las distribuidoras trasladen ese ‘ahorro’ en los clientes, en las entradas. En Álava, la cadena Vesa, que gestiona los cines Florida y los del Gorbeia, se aplica el cuento pero lo hará de forma selectiva.

El precio de las entradas más caras -los estrenos del fin de semana- bajará de 9 a 8,50 euros en el cine ubicado frente al Teatro Principal. Sin embargo, no variarán las tarifas de los billetes habituales -7,35 euros- ni las promociones (las sesiones matinales del fin de semana cuestan 3,5 y los miércoles, Día del Espectador, 6 euros). La rebaja se aplica solo al tique ‘estrella’, aquellas proyecciones de los viernes por la noche, sábados y domingos. La bajada se efectuará ya desde este viernes.

Bajada del IVA

10%
el tipo impositivo al cine que recoge hoy el BOE y entra mañana en vigor. En los cines Florida pasan de 9 a 8,50 euros las entradas de las sesiones del viernes y fin de semana.

Javier Echaguíbel, gerente de Vesa, defiende la decisión. «En su momento, la subida del IVA fue terrible y no lo repercutimos en las entradas por varios motivos, entre otros el pirateo». Si en aquel momento las tarifas se mantuvieron, ahora carece de sentido rebajarlas de forma significativa, afirma. Y él mismo reconoce que esos 50 céntimos de menos constituyen una rebaja «casi cosmética».

Vesa tampoco variará los precios de los cines del centro comercial Gorbeia. Su responsable destaca que en este centro comercial la entrada ya es más reducida que en los Florida -5,50 euros es el coste medio y 6 en fin de semana-. Esas tarifas se aplicaron «pensando en un público familiar», más bajas que los estrenos ‘estrella’ y con márgenes más estrechos. El parque comercial de Etxabarri-Ibiña recuperó sus salas hace un año, tras el cierre de febrero de 2014. En lo que va de 2018 acumula más de 150.000 espectadores.

Noticia en El Correo del 23.06.18.

Vecinos, comercios y empresas pasan a la acción para «recuperar» el centro de Vitoria

Piden un debate sosegado sobre las soluciones para el deterioro de la zona de José Erbina./Jesús Andrade
Piden un debate sosegado sobre las soluciones para el deterioro de la zona de José Erbina. / JESÚS ANDRADE

Ensanche XIX crea mesas de trabajo con arquitectos, economistas y urbanistas para supervisar las obras de San Prudencio o los problemas en Renfe

Rosa Cancho
ROSA CANCHO

0

«De aquí a cien años nos gustaría que el Ensanche siga vivo, que sea el salón de todos los vitorianos, abierto, con esas funciones de ciudad que siempre ha tenido». El urbanista José Luis Azkarate expresa de esta manera la razón de ser de una asociación que acaba de cumplir un año y que reúne a residentes, comerciantes, hosteleros y empresas del segundo barrio más antiguo de Vitoria. Ensanche XIX (por el siglo en en que se creó) cuenta ya con medio centenar de socios y aspira a convencer a más personas relacionadas con la zona a unirse a un proyecto, el suyo, que «huye de la bulla» y cree en la «cooperación» como herramienta fundamental para resolver los problemas.

Vecinos, empresarios, expertos en movilidad y finanzas, arquitectos y comerciantes forman parte de la primera junta directiva del colectivo. Se han organizado en comisiones para trabajar diversos temas que preocupan a un barrio decimonónico en el que viven 8.500 personas -mil menos que hace unos años-, que envejece y que se resiste a acabar siendo un céntrico dormitorio. «Queremos recuperar la calidad de vida de la zona y que esto sea ciudad las 24 horas los 365 días del año». Dos de sus prioridades son en estos momentos, las obras para la creación de un gran espacio comercial en la calle San Prudencio y los problemas con los jóvenes en el entorno de José Erbina.

Han creado junto a comerciantes y hosteleros una mesa de coordinación para intentar resolver entre todos cuestiones como la de que las terrazas de algunos bares se vean afectadas por las labores de demolición de San Prudencio o hablar con el jefe de obras para filtrar el polvo que se genere en los patios interiores. Creen en la oportunidad que puede ser para el barrio la ‘operación Urteim’ y sólo persiguen la convivencia.

Trabajo en red

La otra mesa la integran residentes y dueños de negocios en José Erbina, frente a las vías del tren. Hace años que es una de las zonas elegidas por los jóvenes para hacer botellón. La suciedad, las pintadas, los grafitis y la inseguridad que pueden sentir las mujeres al pasar por esos soportales por la noche les preocupan. La idea del Ayuntamiento de pintar un mural en la zona del edificio que alberga los servicios municipales de Infancia y Familia no les parece que vaya a resolver los problemas de deterioro de la zona. «Creemos que debe haber primero un debate. Las casas de José Erbina se diseñaron con mucho cuidado, con una estética unificada. Ahí no se pueden ni cambiar una ventana si eso afecta», detalla el portavoz de la asociación. «Quizá la solución sea más limpieza y perseguir, concienciar de que no se puede destrozar un barrio a golpe de pintadas y grafitis. Y a veces eso no se distingue de un mural. Debe haber un debate más sosegado».

Lo suyo es trabajo en red y con esa premisa quieren también tocar los otros temas que les inquietan. Han creado una comisión para la recuperación de funciones urbanas y de actividad y entre otras cosas se proponen hacer un inventario de oficinas y locales sin actividad o infrautilizados. «Este es un gran sitio para trabajar, aquí podría haber un parque tecnológico urbano», propone Azkarate. También hablan de cooperación comercial, de la creación de un centro comercial del Ensache abierto o de la dinamización de escaparates vacíos.

Esta fábrica de ideas que esta asociación dedica también comisiones a la rehabilitación de edificios y patios, al transporte público y movilidad, a la convivencia cívica y a la dinamización cultutal del barrio. «El futuro de zonas con cierta edad pasa por movilizarse para sobrevivir», sentencia. Dicen que no quieren interferir en el trabajo de ninguna otras asociación sino buscar sinergias y han logrado ya que trabajen con ellos los cines Florida y Dendaraba. Han creado su propia web y su logo. Más información en http://ensanchexix.org/. Están abiertos a seguir sumando.

Celebración de la Asamblea General Ordinaria de Ensanche XIX

CELEBRACIÓN DE LA ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA DE ENSANCHE XIX

 

El pasado 20 de junio de 2018, se celebró la Asamblea General Ordinaria de Ensanche XIX en el salón de actos de Caja Laboral de la calle Dato de nuestra ciudad.

Representó a la vez, la celebración del primer aniversario desde su constitución ese mismo día de 2017.

Se ratificó el criterio de trabajar en cinco Comisiones, una por cada eje estratégico, con un criterio de puertas abiertas a los residentes, empresas o comercios que se quieran incorporar a la tarea.

Se debatieron y aprobaron los criterios para ir revisando permanentemente la estrategia de la asociación.

Se nombró una Junta Directiva reforzada de siete miembros.

Se presentó el sitio web de la asociación: ensanchexix.org entendido como sistema de conexión, comunicación, pero sobre todo, de escucha. Se aprobó la identidad gráfica de Ensanche XIX y el logo que representa además de XIX, la mesa de diálogo y el trabajo en red.

En el punto de ruegos y preguntas se comentó el trabajo que venía haciendo la Comisión de Convivencia Cívica en dos zonas del Ensanche de Vitoria Gasteiz:

  • Dinamización de una mesa de coordinación entre los comerciantes y hosteleros afectados por la obra de Urteim en la calle San Prudencio.
  • Dinamización de una mesa de portales de la calle José Erbina ante los problemas de grafitis, suciedad, botellón y la iniciativa de pintar un mural en el edificio que alberga los servicios municipales de Infancia y Familia.

Todos los asistentes se comprometieron con la tarea de sumar nuevos residentes, empresas y comerciantes a Ensanche XIX. Entendiendo esta capacidad de colaboración y concertación de intereses, como clave para el devenir del centro urbano de la Ciudad.

 

Vitoria Gasteiz 20.06.18.

Gobernanza por manzanas; acuerdo con la APUA

El 28 de febrero de 2017, la asociación Ensanche XIX ha firmado un acuerdo con la Asociación de Propietarios Urbanos de Álava, para profundizar en los acurdos de comunidades de copropietarios  a nivel de manzana.

Se trata de una iniciativa novedosa y necesaria. Ni desde la legislación urbanística, ni desde la que regula la propiedad horizontal, están adecuadamente previstos los mecanismos para propiciar acuerdos voluntarios entre distintas comunidades de copropietarios, para superar problemas o aprovechar oportunidades de manera cooperadora.

A Ensanche XIX le parece muy importante que los vecinos y comunidades de una misma manzana, se puedan reunir y analizar soluciones conjuntas a sus problemas específicos. Va a realizar esfuerzos importantes en la organización de mesas de comunidades para cada manzana.